Acumulación de histamina. ¿Cómo nos afecta? ¿Cómo tratarla?

6 Mar

El sistema digestivo lleva a cabo la digestión de los alimentos, obteniendo los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo todo ello mediante las enzimas digestivas.

En esta ocasión hablaremos de la histamina. Se trata de una amina biógena que se forma en los alimentos por acción de enzimas presentes en microorganismos a partir de los aminoácidos precursores. La histamina, ya sea de origen animal o vegetal, también debe ser metabolizada para poderse eliminar por la orina sin ningún inconveniente. El problema aparece cuando el organismo tiene baja actividad de la principal enzima encargada de metabolizar la histamina ingerida en los alimentos, la DiAmino Oxidasa o DAO.

La DAO se encuentra mayoritariamente en la mucosa intestinal y el resultado de su poca actividad da lugar a una acumulación de histamina (histaminosis alimentaria).
Cuando existe una desproporción entre la histamina ingerida y la capacidad de metabolización, la histamina pasa a través del epitelio intestinal al torrente sanguíneo, y se produce su acumulación en plasma y tejidos, apareciendo los efectos adversos, sin haber una relación temporal directa entre la ingesta del alimento y el síntoma.

Causas
– Factor genético. Principal causa y la más común.
– Factor farmacológico. Medicamentos que inhiben la actividad de esta enzima.
– Factor patológico. Enfermedades inflamatorias intestinales, principalmente.

Síntomas
La aparición de los síntomas no está ligada al consumo de un producto concreto, sino que puede asociarse a una amplia gama de alimentos con contenidos variables de histamina, pudiendo incluso aparecer efectos después del consumo de productos con niveles bajos de histamina, pues el problema aparece con la acumulación de dicha sustancia en el tiempo y no por su ingesta puntual. Esto representa una dificultad a la hora de establecer una dosis máxima tolerable.

Sistema Nervioso Central
Migraña, cefaleas, mareo…

Sistema Cardiovascular
Trastornos de la tensión arterial, arritmias…

Sistema Epitelial
Urticaria, edemas, piel atópica, eczemas, picor, psoriasis, dermatitis…

Sistema Digestivo
Colon irritable, estreñimiento, diarrea, dolor de estómago, hinchazón, sensación de saciedad, náuseas…

Sistema Muscular
Dolores musculares, fibromialgia, dolor crónico…

Sistema Óseo
Dolores osteopáticos, especialmente de columna vertebral…

LA MIGRAÑA ES EL SÍNDROME MÁS DESTACADO POR SU CARÁCTER INCAPACITANTE

¿En qué alimentos se encuentra la histamina?
Los alimentos ricos en histamina más destacados, son definidos como aquellos que superan los 20 mg de la amina: los embutidos, el cava o champagne, todo tipo de quesos excepto el fresco, la leche, el pescado azul en forma de semiconservas (anchoas o arenque), productos vegetales fermentados (derivados de la soja) y el vinagre balsámico, entre otros.
El consumo elevado de alimentos ricos en otras aminas biógenas, como la putrescina o la cadaverina, las dos más competitivas con la histamina, podrían provocar una saturación de DAO, impidiendo que ésta degrade correctamente la histamina procedente de los alimentos. Aquellos más destacados son: el chocolate, la naranja, el tomate, el aguacate, los frutos secos y la cerveza,
entre otros.
Dentro de los alimentos liberadores de histamina endógena se encuentran las frutas cítricas, la salsa de tomate, el marisco y el chocolate, entre otros.
Hoy en día se desconoce el mecanismo fisiológico de estas situaciones, aunque se relaciona con un exceso de estrés y diversas situaciones emocionales.

Detección del Déficit de DAO
Actualmente se puede medir la actividad funcional de la enzima DAO mediante una prueba analítica.
Se detecta una actividad reducida de DAO cuando el nivel se encuentra por debajo de 80 HDU/ml (Histamine Degrading Units).

Prevención
Tal y como hemos mencionado, la histamina y otras aminas se encuentran presentes en multitud de alimentos. Por esta razón, es imposible realizar una dieta que excluya a estas aminas biógenas. La principal recomendación es realizar una dieta, en la medida de lo posible, baja en histamina, pautada por un profesional de la nutrición y suplementar la dieta con DAO exógena para evitar la posible sintomatología del déficit de DAO.

Os recomendamos Daosin, complemento enzimático. La cantidad de DAO que contiene este producto, complementa la enzima natural de nuestro cuerpo, reforzando su capacidad de degradación.
Disponible presentación de 60 cápsulas.

Si desea más información consulte:

http://www.antiagingshop.es

http://www.salengei.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s